dilluns, 11 de gener de 2010

Neu a Colera!

Una vegada l'any ens visita la neu a Colera!. Entre el dijous 7 i el divendres 8 de gener vàren caure no només flocs, sinò que va quedar ben enfarinada la serralada de l'Albera de Colera!. La neu va cuallar i el fred s'ha encarregat de deixar-nos amb un cap de setmana diferent, perturbant deliciosament la normalitat d'aquestes contrades!.

Res a vèure amb la gran nevada de 1947, que el meu pare s'ha encarregat de recordar-me aquest cap de setmana (ell tenia 18 anys en el 1947!), i que per el que explica es vàren medir fins a 2 metres de neu en el mateix Colera!. Dades històriques apart, ens toca viure el temps en el que estem, i aquest darrer cap de setmana l'hem aprofitat amb els nens per fer un tomb per la serralada propera i gaudir d'un bell paisatge blanc, que barrejat amb les pinedes de sempre, convidàven a fer volar la imaginació!.

El mateix dissabte 9 de gener - en que es vàren prendre les fotografies - va nevar un xic més al vespre, enfarinant encara més les muntanyes que s'observen des de la mateixa vil.la.

Es pot apreciar el glaç existent, així que la conducció cal que sigui especialment curosa en aquestes condicions i no s'ha de prendre cap risc!.

Les fotografies són preses amb la càmera del mòvil, així que disculpéu la seva qüalitat. La notícia és la neu, i la oportunitat de captar per el record les imatges. La forta tramuntana del divendres i del mateix dissabte es va encarregar de dispersar la neu, però en els llocs arreserats del vent, la capa blanca ha estat considerable (uns bons 10 centímetres!).

Un començament d'any fred i blanc que anirà bé per la terra!..i que ens ha fet gaudir d'un bell paratge!!.

dilluns, 4 de gener de 2010

Ristorante da IVO (Venezia, Italia)

Pasar el fin de año en Venezia es una experiencia inolvidable!. Y más allá del tópico, esta experiencia deviene mágica por el contexto y la belleza de la Vecchia y Bellísima Venezia, y sobretodo por compartirlo con la persona que es mi pareja, mi compañera de viaje, Sílvia!.

Del viaje y las sorpresas que nos deparó (todas ellas magníficas y plenas!), ya os detallaré en otro post (no tengo todavía las fotos). Hoy os hablaré de la cena que disfrutamos en un muy buen restaurante de Venezia el sábado 2 de enero, concretamente en el Ristorante da IVO.

A pesar de que íbamos preparados con material recopilado antes del viaje, recomendaciones de amigos, comentarios de venecianos..al final optamos por dejarnos guiar por nuestro propio instinto, y la elección no nos defraudó en absoluto!.

El Ristorante da IVO se encuentra a medio camino entre el gran teatro La Fenice y el Puente de Rialto, después de haber pasado la Iglesia de San Salvatore (en la que nos regalamos el día anterior con un entrañable concierto de año nuevo). Venecia es una ciudad museo!, vayas por donde vayas siempre encuentras edificios con historia, iglesias, palacios,..es una gozada!. Pero dejo para más adelante la visita a la ciudad. Ahora toca hablar de lo que nos deparó la cena en el da IVO.

La entrada del restaurante es discreta y estrecha, con un sobrio banco de madera a la derecha de la puerta antes de entrar. Una vez dentro del local - pequeño, con las mesas bastante juntas, y sin embargo con notable comodidad a pesar del reducido espacio-, se aprecia una atmósfera elegante, con buen mobiliario y cuadros en las paredes, y rodeado el único salón con preciosas cacerolas de cobre y diferentes utensilios de cocina que cuelgan del perímetro de la sala.

La acogida es cordial, con un estilo aburguesado. Tras recogernos los abrigos..y las botas de agua! (ya os hablaré en el post del viaje sobre el tema del "aqua alta" que nos ha acompañado durante casi todos nuestros días en Venecia!) nos acomodan en la mesa que nos tienen preparada (habíamos reservado el día anterior). El local estaba casi lleno (eran las 20:45 cuando llegamos). Un par de mesas de turistas, y el resto se nos antojaron clientes locales (de un total de unas 8 mesas).

Tras ofrecernos la carta de platos, junto con la de vinos, el maitre nos acerca una tabla de platos del día con tentadoras sugerencias fuera de la carta. Mi idea del vino para acompañar la cena era la de un blanco con bastante volumen que no desmereciera ante la contundencia de nuestra elección culinaria. Le había echado el ojo a un vino de la zona de Friuli-Venezia Giulia, el Jermann Vintage Tunina (la carta de vinos, lamentablemente, no indica las añadas, aunque en este caso mi ignorancia sobre las mismas para las regiones de Italia me dejaba en manos de la competencia del maitre). La añada era del 2004, que se me antojó idónea dada las características comentadas por el maitre (un coupage de 5 ó 6 tipos de uva diferentes, con una base de Sauvignon Blanc y Chardonnay que prometían suficiente estructura, y algo de madera). El primer impacto en nariz me recordó un buen Chardonnay español (Chivite Colección 125 aniversario) pero sin tanta presencia de madera..perfecto!. En boca, franco, sin aristas, graso y con considerable volumen. Optamos por judiones con gambas y judiones con huevas de salmón (en forma de paté) como primeros platos. Estos primeros platos fueron contundentes. Los judiones muy tiernos.

En la carta de sugerencias se ofrecía "tagliolini con tartufo", a los que no pude reprimirme!. Es la época final del tartufo..y estaba en Venecia tras pasar un fin de año memorable con mi pareja!, así que me dije.."es lo que toca". Sílvia optó por la lubina al horno acompañada con verduras.

No fui el único que estaba tomando tartufo en el restaurante, pues la invasión de su aroma se apoderó irremediablemente de toda la sala!. Qué gozada!. Me presentaron los "tagliolini" (hervidos y ligados con algo de mantequilla), y seguidamente empezaron a rayar de forma muy generosa la "piedra" del tartufo!. Toqué el cielo!. Sílvia me miró consciente que empezaba a entrar en trance. A medio plato, de nuevo, nueva ración de magnatum, mientras el risueño camarero me iba diciendo "questo è una cosa molto seria"!. Genial!. El aroma del tartufo me poseyó totalmente!. Ese maravilloso tufo de gas puro, de tierra!..indescriptible el momento!.

Quise probar también la lubina al horno, que me pareció correcta, aunque excesivamente tratada (prefiero las de aquí, pasadas por plancha, o bien al horno con patatas y cebolla, y rociada con un buen AOVE una vez limpia).

Para finalizar, nos ofrecieron una especie de panetone (no recuerdo su nombre, pero insistieron que no era panetone) con las uvas de fin de año, refrendando un magnífico colofón a una cena estupenda!.

En definitiva, en nuestra primera y única visita, el Ristorante de IVO se nos mostró como un buen y pequeño restaurante, con una carta algo escasa pero deliciosa!. Pasaron delante de nuestras narices unos enormes filetes de buey a la plancha (unos 2 kilos cada uno), que filetearon para otra mesa.

Feliz año!.

dijous, 26 de novembre de 2009

Club de rem Colera

Hoy me toca ponerme un poco sentimental y aprovecho esta bitácora para rendir homenaje, tributo, admiración,..al Club de rem Colera. Posiblemente se trata del Club de remo de banco fijo más modesto que exista, y a la vez la entidad de remo con mayor palmarés en su especialidad que exista en Catalunya.

La población de Colera, un remanso de paz y naturaleza, encuentra sus raíces en la mar y a la vez en las laderas de la Serra de l'Albera. La tramuntana y una sinuosa carretera auyentan a este reducto espiritual de cualquier atisbo de masificación. Colera es tranquilidad y bravura, es agreste y embriagadoramente salvaje. Nadie sabe muy bien porqué..pero Colera encierra un especial encanto!. Su núcleo urbano no es que sea precisamente un prodigio de belleza..y a pesar de tener una "entrada" dura para el forastero, encierra - al poco tiempo de recorrer sus calles - una magia enigmática que se clava en la médula de por vida. Quizás sea su desorden controlado, la sensación de que está todo por hacer, sus rincones imposibles, la virgen belleza de su entorno, la transparencia y frescura de sus aguas, la eterna y delicada fragancia mediterránea eternamente presente, su abrupta costa moldeada por los violentos temporales de levante y por la permanente tramuntana..quizás sea todo esto!, y quizás también la sensación de estar en un pueblo fantasma, donde el tiempo encuentra una dimensión ajena.

Colera no deja indiferente a nadie. Capaz de lo mejor y de lo peor, de lo confesable y de lo innombrable. Valga toda esta parafernalia para fianlizarla confesando mi más profundo amor y devoción por esta singular población. "Un rincón olvidado del mundo" según un programa de televisión hace muchos años. Y sin embargo deviene un paraíso para los niños. Es, sin ninguna duda, la única población costera donde los más pequeños pueden campar a sus anchas por sus calles sin el peligro que supone el tráfico rodado (escaso en verano).

Pero..yo quería hablar del Club de rem Colera..verdad?. Disculpad, intentaré controlar la anterior verborréa descriptiva - provocada sin lugar a dudas por la salinidad colerenca y su tramuntana - y centrarme..aunque sea levemente.

El Club de rem Colera se creó en 1987, tras la recuperación de este bello deporte en 1986 - surgido de la tradición pesquera - por parte de l'amic Jean Martí (actualmente fallecido, quien fue alcalde de Cerbère, Catalunya Nord). Buscando por la web, encuentro este documento que nos habla de los orígenes de la recuperación del Llagut Català. Como bien se lee en el citado documento, pocos deportes pueden considerarse tan catalanes como este.

De esta manera, el Club de rem Colera se erige en un referente ya no sólo local, sino de toda la costa mediterránea, para dinamizar el remo de banco fijo, animando a otras poblaciones costeras a participar en las regatas que poco a poco van tomando forma. En mi época - en esos inicios del llagut català - las embarcaciones se completaban con 6 remeros y un timonel, pasando más tarde a 8 remeros y un timonel, para así homogeneizar con las embarcaciones del levante que ya utilizaban 8 remeros.

Sin ninguna duda, la catedral del remo de banco fijo se encuentra en el País Vasco. Su dilatadísima tradición les ha llevado a encumbrar esta especialidad más allá del ámbito puramente deportivo. La Regata Bandera de la Concha, que se celebra los 2 primeros domingos del mes de septiembre, representa el máximo hito del banco fijo. Ganar la Bandera de la Concha representa ganar el Campeonato del Mundo!, con permiso de los de Bilbo..y Barakaldo!. Nada es comparable a esta regata!, su afluencia, el prestigio, la manera con que se vive, la fiesta que representa para Donostia y para el mundo del remo, ..es sin ninguna duda la Catedral del remo por excelencia!.

Nosotros, aquí en nuestra costa catalana, no podemos más que aprender de forma muy humilde esta manera de entender el remo. Así las cosas, la historia y prestigio del Club de rem Colera nos permitió el pasado año participar en la 1ª Bandera femenina de la Concha!, un hito sin precedentes para nuestro Club!. Tuvimos el honor de estar ahí, el privilegio de remar en la bahía de la Concha, en Donostia!. Flipante y acojonante!..sencillamente!..y en dos palabras!.

Los últimos años han sido de transición para nuestro Club. El incendio del año pasado el día de Navidad supuso el punto de inflexión que nos ha hecho remontar tras un par de años de dudas. La aparición de un nuevo esponsor, Sanlutex, nos está permitiendo mirar el futuro con ilusión y fuerza.

Este año, nuestra embarcación, tripulada por los remeros del Club de remo Olímpico Orio, sin duda el Club con mayor palmarés que existe en el mundo!, ha conseguido el Campeonato de España de Llaüt del Mediterráneo (celebrado en Sant Carles de la Ràpita los días 3 y 4 de octubre).

Asimismo, durante el mes de Julio organizamos (soy el tesorero del Club!) una reconocida travesía a nado en las costas de Colera. 2600 metros la más larga, 900 metros la mediana, y unos 300 la distancia más corta, para que así nadadores de cualquier nivel y edad puedan pasar una matinal agradable en nuestra preciosa costa. Años atrás el mismísimo David Meca participó en ella..y por supuesto ganó!.

Con la llegada del mes de diciembre, organizamos las populares, divertidas y entrañables QUINAS!!, en las que sorteamos grandes regalos!!. Estos sorteos nos permiten financiar en parte los gastos de transporte, equipajes, reparaciones,..para sí poder seguir nuestra labor social y deportiva, en un deporte minoritario, el cual, al no contar con el seguimiento de los medios de comunicación, hace que su visibilidad sea escasa. No obstante, es un espectáculo de increíble belleza!.

Aprovecho para indicar el calendario de QUINAS que se celebrarán en nuestro local social (C/ Mar 15, 17496 Colera):

Sábado 5/12 a las 21:30
Sábado 12/12 a las 21:30
Sábado 19/12 a las 21:30
Viernes 25/12 a las 18:30
Sábado 26/12 a las 21:30
Viernes 1/1 a las 21:30
Sábado 2/1 a las 21:30
Miércoles 6/1 a las 18:30

Si estáis por la zona..estáis "obligados" a disfrutar de un buen rato con nuestras quinas!!, y de paso podéis apuntaros al Club de rem.

Salut!!, y Visca el Club de rem Colera!!

dimecres, 23 de setembre de 2009

Menorca - Verano 2009

Pues sí!, este año hemos querido descubrir esta preciosa isla de las Baleares. Sentía mucha curiosidad, pues nunca antes había estado en Menorca. Todos los comentarios que había oído eran parabienes sobre Menorca. El resultado ha sido muy satisfactorio!.

El año 1992 realicé la travesía Barcelona (desde el Marítim) hasta el Port de la Savina (Formentera) en un Brisa 40 del amic Ricard. Un precioso velero de crucero, no muy rápido pero extremadamente confortable y seguro. Fue una travesía de 165 millas náuticas..unas 28 horas. Las sensaciones navegando de noche son únicas!.El año pasado, ya con la Xixa, una preciosa lancha de 34 pies, bajamos de Colera hasta Calafat con los niños para pasar unos días con Sílvia y sus hijas. 160 millas de tirón con fondeo delante de Arenys de Mar para comer y refrescarnos. Una vez instalados en Calafat, aprovechamos para acercarnos al precioso y acogedor puerto de l'Ametlla de Mar para pasear por el pueblo, y otro día nos adentramos por la zona del Fangar..siguiendo a un catamarán que nos guiaba!, evitando así las zonas de poco calado tan frecuentes en el Delta.

Pero una cosa es navegar viendo la costa, aunque sean 160 millas, y otra muy distinta es estar casi 3 horas sin ver más que mar..algunos delfines y bonitos, y barcos a lo lejos. Una gozada!!. Me "pierdo" sintiendo el viento y el sol, alucino en la mar, me fascina navegar!. Y a pesar de ser ahora un tractorista (así nos llaman a los que tenemos embarcaciones a motor), me siento sobretodo un amante de la mar!. Creo que todos, seamos tractoristas o traperos (los que van a vela) tenemos amplio cobijo en los mares..incluidos algunos mosquitos (motos de agua), siempre y cuando seamos respetuosos con el medio y los demás navegantes.

Veamos que nos deparó Menorca 2009!!:

Largamos amarras (y embarcamos las de popa!) del Club Náutico de Colera el lunes 17 de agosto a las 6:40 am. Si bien la hora prevista de salida eran las 7h, apresurados por la excitación de la travesía, y toda vez que habíamos preparado con mucha antelación y rigor el viaje, nos encontramos todos listos antes de lo esperado. La hora ideal para este tipo de travesías a motor es temprano, muy temprano, pues generalmente la mar está más calmada.

Condiciones metereológicas iniciales: ligerísima mar de fondo (ola muy larga) sin viento significativo. Era maravilloso empezar la navegación con la ténue claridad del alba..resulta espectacular ver cambiar las tonalidades del horizonte, el olor a mar, el frescor en la cara,..es una pasada!. Al cruzar el Cap de Creus (con una salida de sol limpia) nos encontramos con lo previsto: viento de través del suroeste, fuerza 2, mar rizada, y así durante toda la travesía. Algún momento de fuerza 3, siempre del suroeste, con alguna pequeña zona de marejadilla. Estas condiciones nos permiten realizar una media de casi 30 nudos durante todo el trayecto, incluyendo alguna reducción de velocidad a 12 nudos para poder ir al WC (mira que le tengo dicho a la tripulación que salgan "faneados" de casa para estas ocasiones!!).

Excelente visibilidad que nos permite no perder la costa hasta las 8 am (lo último que vimos fue la costa cercana a l'Estartit). Rumbo GPS 163º constante. Nuestro destino..Addaia!, un precioso puerto en la costa noreste de Menorca. Es uno de los puertos más protegidos de Menorca, con servicios muy correctos (ducha, agua, electricidad, bar,..pero no gasolinera propiamente del puerto..aunque un servicio terrestre ajeno al puerto permite el repostaje). Los pescadores iniciales van perdiéndose por popa. Al rato de perder de vista la costa unos delfines nos saludan por estribor. Parecen despedirnos y desearnos buena travesía. Perdemos cobertura telefónica a unas 40 millas del Cap de Creus, aunque estábamos a una menor distancia de tierra.

El flap (los flaps son estabilizadores situados en los laterales de la popa del barco) de estribor no funcionó durante la ida, pero conseguimos no escorar corrigiendo de vez en cuando con el flap de babor. Eso sí, se producen ligeros vaivenes que me obligan a corregir constantemente. Fue el único pequeño inconveniente durante la navegación. Al llegar a Addaia (nuestro puerto base en Menorca), llamé al distribuidor y al día siguiente tenía las piezas necesarias para reparar el asunto de los flaps. La consecuencia de esta pequeña avería (que no condiciona la seguridad) es un mayor consumo de combustible (al margen de los ligerísimos balanceos antes comentados). Para el que no esté acostumbrado a no ver tierra desde la mar, la sensación inicial puede resultar algo desconcertante, pero no de inseguridad. A mí me encanta estar en medio del mar!..mientras la cosa no se ponga fea!. Las 2 horas centrales de la travesía (desde las 8:30 hasta las 10:30) resultaron un poco tediosas, monótonas, para el resto de la tripulación. Resulta un buen entretenimiento escuchar mensajes por radio VHF, sobretodo los partes metereológicos (se oye perfectamente la estación de Palamós en mitad de la travesía), y sobretodo ver barcos en el horizonte. La pantalla del GPS también es un buen aliado para no aburrirse en última instancia. Mejor suerte encontró Sílvia, que se regaló con una buena siesta mañanera en la bañera de la Xixa!..una hora y media de relax!.

Avistamos algún velero durante la travesía, y un gran crucero - que pasamos por su popa sin tener que desviar nuestro rumbo - antes de avistar Menorca. A eso de las 10:45 empezamos a adivinar tierra. Lo primero que se vislumbra de Menorca es el Monte de Toro, la montaña más alta de Menorca, con casi 360 metros. Estamos a 35 millas náuticas de la costa (a unos 65 kilómetros para los que seáis de secano). Empezamos a escuchar las estaciones costeras de Menorca..avisos a barcos, respuestas, etc. Estamos llegando y a unas 20 millas del destino tenemos cobertura telefónica. Llamamos a la familia..la mar está como un plato!!.
A las 12 del mediodía entrábamos por la bocana de Addaia. Ya habíamos llamado por VHF al puerto, y en pocos minutos estábamos amarrados donde nos asignaron. Algo cansados pero muy felices nos dispusimos a desembarcar todo nuestro arsenal de maletas, cestos,..y botellas de vino (unas 45 botellas, algunas de ellas magnum, para poder elegir durante la semana en Menorca!!). No hay fotos del desembarque, pero os aseguro que parecía que íbamos a estar un mes entero (y eso que disponíamos de lavadora en el apartamento!). No paraban de salir maletas y bultos de la Xixa!. El apartamento lo teníamos en S'Arenal de'n Castell, a unos 5 kilómetros del Port d'Addaia. Después de instalarnos y hacer una improvisada y ligera comida en el apartamento, nos dirigimos en coche a Maó para comprar lo necesario para pasar la semana: comida, agua, etc.. Maó es la capital de Menorca. Su precioso y profundo puerto define el carácter de esta población. Las distancias de la isla por carretera son pequeñas. Apenas 45 kilómetros para recorrer sus extremos más distantes.

Una vez instalados y aprovisionados, planeamos nuestras excursiones marineras durante el resto de la semana. El parte era ideal, sobretodo en las fechas en que nos encontrábamos - más allá del 15 de agosto!. Aniticiclón brutal, ninguna baja de presión atmosférica, calor (y elevada humedad en Menorca, lo cual me sorprendió muchísimo!)..y muy muy buena mar!.

Sin entrar en demasiados detalles..me quedo sin dudarlo con la costa norte de Menorca!. Y de lo visto con Cala Pregonda!..idílica cala con playa de arena. Cala Morell es muy agradable y tranquila (no muy concurrida desde el mar). Acantilados secos y rocosos en la costa norte, con similitudes a la zona del Cap de Creus.
Un día nos pegamos el palizón de dar la vuelta entera a la isla (con varios baños incluidos en diferentes calas), y de esta manera descubrimos la costa sur. Entramos a Ciutadella por mar, curioso sin más, y quizás prefiero su visita desde tierra. Vale mucho la pena cenar en uno de los muchos restaurantes del puerto, cosa que hicimos la segunda noche.

La costa sur está mucho más masificada que la norte, y quizás por el hecho de que su acceso por tierra sea más fácil. Macarella, Macarelleta (donde fondeamos y nos dimos un buen baño hasta su playa), y Turqueta (quizás la más bonita de la zona) están abarrotadas de gente!. Y cuanta más densidad más sufre la calidad del agua y evidentemente aumentan los residuos. Hay que decir en todo caso que la transparencia de sus aguas es de admirar (en toda la costa de Menorca!), y en la costa sur la claridad del fondo de arena, y sus aguas de color turquesa y esmeralda representan un espectáculo de gran belleza!.

Mis tripulantes casi me exigieron algún día de descanso marino, a lo que accedí!, pues no se trataba de saturarles sin piedad durante toda la semana. De esta manera pudimos disfrutar de las fiestas locales (en nuestro caso las de Sant Climent, donde por fin probé la famosa pomada de Menorca) y su jaleo de caballos. Un típico espectáculo menorquín que realizan los caixers montados en sus caballos menorquines. Al son de pasodobles y jotas, los caixers levantan los caballos sobre su tren posterior (los caballos parecían estar - aparentemente - muy acostumbrados a ello) para deleite de la concurrencia (los más atrevidos se colocan literalmente debajo del caballo, sujetándolo, para manetener así el tren anterior el mayor tiempo posible en el aire). También visitamos la pintoresca Cova d'en Xoroi, hoy transformada en discoteca. Se trata de un conjunto de bonitas cuevas en lo alto de un acantilado que esconden una curiosa leyenda a lo Romeo y Julieta. Caro, muy turísitico, aunque pintoresco.

El domingo 23, el día antes de volver a Colera, y tras comprar las típicas y riquísimas ensaimadas en Maó, y por aquello de rematar la faena..nos deleitamos en Fornells con una Caldereta en el restaurante Sa Llagosta. Eso sí!, todo y ser 4 pedimos 3 raciones!, lo que nuestro bolsillo y estómago agradecieron!. Nos salió el festival por 300€, incuyendo una ración de mejillones, 2 botellas de agua, 2 botellas de vino blanco, y cafés. Hasta 3 platos de lujuriosa y copiosa caldereta me zampé!. Paseo obligado por Fornells, que se me antoja en verano un pueblo elitista de aburguesados barceloneses, a pesar de que en invierno debe quedar casi vacío y debe ser una gozada! (no por nada, pero me reconforta la tranquilidad!).

La vuelta a Colera la realizamos el lunes 24 de agosto. Parte metereológico favorable, con viento y mar totalmente de popa (sureste), con marejadilla durante casi todo el trayecto..menos la última hora y media!. A unas 30 millas del Cap de Creus vimos saltar una manada de preciosos delfines y algunos bonitos!. A partir de ahí la ola empezó a formarse un poco..cada vez más!, y siempre con viento de popa, xaloc en nuestro caso (hasta fuerza 5 el último tramo). De esta manera bajamos nuestra velocidad a unos 24 nudos (hasta ahí la media volvía a ser de 30 nudos) durante la última hora y media. Entre el cansancio de la travesía y la marejada que se había formado, teníamos ganas de llegar!. Antes de llegar a Colera, fondeamos un rato en Burró (ya en la costa de Colera). Cullons!!..qué buena (fresca!!) está el agua!!. La diferencia de tempertarura entre el agua de Menorca y el norte del Cap de Creus es notable (unos 6 ó 7 grados centígrados). Personalmente prefiero la del Cap de Creus..refresca y tonifica!, y de qué manera!.

Clara y Pau, 2 de mis 3 hijos, llegaron 10 minutos más tarde a Burró para saludarnos!. Me encantó verles de nuevo y darles un gran beso!. Qué bueno es volver a casa, después de haber pasado una maravillosa semana en Menorca!!.

Conclusiones: Menorca es preciosa, sobretodo su costa norte. Cala Pregonda es majestuosa, idílica!. La costa sur me defraudó..quizás por el exceso de gente y unas aguas un pelín sucias. La Xixa se comportó como una gran campeona!!..estoy muy orgulloso de esta embarcación!, ningún problema durante las aproximadamente 500 millas durante la semana (con la salvedad de la pieza de los flaps que no supuso mayor contratiempo que cambiarla). La tripulación, mi pareja Sílvia y otra pareja amiga..un 10!!. Qué paciencia nuevamente!!. Suerte de tener a una almiranta (Sílvia) a quien le encanta la mar, navegar, y pasar noches en calas!!.

¿Cap de Creus o Menorca?. Son zonas diferentes, aunque tienen ciertas similitudes. Menorca es mucho más extensa, aunque sólo sea su costa norte. Cap de Creus es mi "niña", una zona que conozco muy bien. Prefiero las aguas del Cap de Creus. Esperaba encontrar mayor tráfico de embarcaciones en Menorca. Y para los que no conozcáis la isla y penseís ir en tractor (embarcación a motor)..Addaia es muy buen puerto, y preguntando se puede conseguir combustible a buen precio (la gasolinera de Fornells es abusiva..20 céntimos por litro me cargaron sobre el precio normal de surtidor!!).

El verano próximo..más!!..y con mis 3 hijos y las 2 hijas de Sílvia!!.

Alguno os preguntaréis, y con razón, ¿y qué pasó con las 45 botellas que os llavásteis a Menorca?. "Cayeron" unas 25, de las cuales 2 se fueron por el fregadero por estar en mal estado. En el recuerdo está el Celler Batlle del 2000 de la última noche!!, un gran colofón a unas preciosas vacaciones!!.

PS.: Si os interesa la navegación, asumo que conoceréis el foro de la La Taberna del Puerto. Si no es así, echadle un vistazo..no tiene desperdicio!!. Contiene amplia y muy buena información, y sobretodo encuentras a buena gente dispuesta a ayudar.

Actualización 24 de septiembre 2009: podéis ver algunas fotos más aquí.

dilluns, 20 de juliol de 2009

El placer de apreciar el presente

Cuando preparamos una fiesta, un evento, un viaje, una cena, una cita,.. preveemos de alguna manera como será. Una cosa es realizar los preparativos logísticos, escoger el restaurante, preparar las copas, preveer la camisa que nos pondremos..y otra cosa muy distinta es imaginar qué sucederá en determinada ocasión futura.

En algunas ocasiones recordamos el pasado - reviviéndolo de alguna manera -, o intentamos adivinar como transcurrirá un determinado viaje en ciernes.

Cierto que el paso del tiempo es un tema apasionante y que tiene al ser humano no sólo ocupado, sino incluso preocupado y hasta fascinado (dependerá del prisma). Pero no es justo para uno mismo negar el valor del tiempo. Si imagino como será un determinado espectáculo (por ejemplo), estoy anticipando y viviendo de alguna manera dicho evento. Lo estoy disfrutando o padeciendo, impidiendo el efecto sorpresa o el simple hecho de realizarlo cuando ocurra, pues llegaré con un montón de miedos o expectativas que distorsionan el hecho real. Es una forma de vivir el hecho, también es cierto.

Si por el contrario, echamos la vista atrás y recordamos situaciones pasadas, reviviéndolas de nuevo, el paso del tiempo e infinidad de circunstancias adulteran de muchas maneras la realidad vivida.

De un tiempo a esta parte estoy gozando como un enano del presente, y no tan sólo de forma hedonista (que ya de por sí lo vale!), sino intentando darle un carácter cognitivo que aporte valor al momento. Un valor de aprehensión, de comprehensión de un momento sin dimesión temporal.

Los que me conocen dicen que soy un "cul inquiet" (expresión que quiere definir a alguien que siempre está haciendo alguna actividad, y a quien le cuesta estar sin hacer nada). Pues bien!, este fin de semana he conseguido mis momentos nirvana (por llamarlos de alguna manera descriptiva).

Mi primer estado pleno de este fin de semana ocurrió el sábado al mediodía. La todavía fuerte tramuntana desaconsejó salir del puerto, animándonos a pacer horizontalmente en la bella playa de Colera. La fórmula del baño, más la inmediata posición posterior decúbito supino, y la permanente brisa marina..produjeron en mí un estado de dolce farniente como pocas veces recuerdo!. No sabía donde estaba y obvié por supuesto cualquier dimensión temporal. Sí era consciente de que estaba gozando de la situación, del momento!. apreciando el placer que me embriagaba (y juro que no estaba bajo los efectos de ningún estimulante..ni alcohol, ni drogas!!).

Bromas aparte, la situación descrita define mi momento de gloria hedonista!..el placer por el placer!. Le había prometido a Sílvia que durante el fin de semana intentaría no hacer nada, que en mi caso es hacer ya mucho!, obligándome a una disciplina represiva elevada para evitar así cualquier actividad física y mental meritoria!.

Mi segundo momento de gloria coincidió con la magia creada por el festival de fuegos artificiales que se organizaron en LLançà para cerrar las Festes del Carme (patrona de la mar, de navegantes y pescadores). Aún teniéndolo tan cerca nunca antes había disfrutado con el afamado despliegue pirotécnico que la población vecina organiza cada año. Las condiciones metereológicas nos permitieron por la noche acercarnos por mar hasta Llançà, y una vez fondeados cerca de la playa junto con otras embarcaciones, gozar desde una butaca privilegiada de un espectáculo maravilloso!.

video

La antigua Illa del Castellar era la plataforma perfecta desde donde se dibujó un cielo lleno de estrellas mágicas!. La imagen iluminada de las embarcaciones creó un ambiente de gran belleza. Mirar el cielo, ver la cara de inmensa felicidad de Sílvia..volvió a llenarme de placer pleno!. Una noche que se alargó hasta que sin querer miré el reloj para devolverme la dimensión humana..eran las 3 de la mañana y los fuegos habían acabado a las 12:20!!. El placer de esos momentos los viví entonces..y ya no me lo quita nadie!!.

Para el próximo año nos hemos prometido verlo con los niños!! (y no estoy intentando imaginar como será entonces..o quizás sí!!).

video

PS: Nueva foto más 2 vídeos insertados el 24 de julio.

dimecres, 8 de juliol de 2009

René Barbier y vertical de Clos Manyetes

Cuando a mediados de abril recibí el "newsletter" mensual de Monvínic no dudé ni un instante en aputarme a la anunciada vertical de Clos Manyetes del martes 2 de junio. Un viaje desde el primer Manyetes de 1999 hasta el reciente 2007.

René Barbier (RB en adelante), el padre de las criaturas, dirigió con pasión esta cata. RB es más conocido por su Clos Mogador, aunque me atrevo a decir que le tiene un cariño muy especial a su entrañable Clos Manyetes.

Dentro de Gratallops hay un lugar denominado Manyetes (el nombre está registrado por RB). Posiblemente cuando salga este post ya se habrá aprobado la categoría "ví de poble" (en contraposición a las reseñas "reserva", "crianza", "gran reserva", "vino joven",..que poco o nulo valor aportan a las propiedades de un vino, salvo el hecho del período de su estancia en madera y/o vidrio). Así pues Manyetes abre este nuevo tipo de denominaciones ("ví de poble") que está abierta para todo el territorio catalán.

Luc Van Isegem (aparece también como Izzeghem, Iseghem, ó Isegham) era el propietario de Clos Manyetes, y falleció el año 2000. A partir de entonces RB adquiere Clos Manyetes, si bien ya era el enólogo desde su primera añada. Las palabras de RB durante la sesión del 2 de junio me recordaron las de Thomas Jefferson, que fue embajador de los Estados Unidos en Francia y pionero en intentar realizar una de las primeras clasificaciones del viñedo de Burdeos a finales del XVIII, quien decía que "para elaborar un gran vino es imprescindible suelo pobre, poca fertilización y viñedo viejo".

Las dos primeras añadas de Clos Manyetes tenían poca aportación de Cariñena, pues el 60% de las viñas tenían sólo 6 ó 7 años, por lo que la cariñena no podía ser de gran calidad. Al coger las riendas RB en el año 2000, se incorpora un "coster" de cariñena de entre 50 y 60 años.

La particularidad del Clos Manyetes es su pureza, el frescor de su delicada fruta. Si el Priorat es de por sí una tierra muy desequilibrada, pobre y seca, Manyetes representa el exponente más extremo de dichas características. Es un tierra con alta concentración de fósforo, alta mineralidad, donde las plantas crecen con mucha dificultad. Así pues, la columna vertebral de estos vinos es su mineralidad, un poco de fruta de gran pureza, y muchas notas especiadas. "El Clos Manyetes es licorella en polvo, el exponente de un territorio, y hay pocos lugares como este", en palabras de RB. Sus vinos así lo demuestran.

Pasemos ya a los vinos. A este viaje único que nunca se había realizado antes, cual es una vertical desde su origen en 1999 hasta el Clos Manyetes (CM en adelante) del 2007.

Al principio se utilizan barricas nuevas de 500 litros. El CM del '99 parece algo evolucionado inicialmente. Alta volatilidad. Sin embargo encontramos mucha fruta, fresa. La garnacha domina claramente (su base es la garnacha joven). Al poco tiempo sale regaliz, balsámicos. Dejo la copa para más tarde, pues se está sirviendo el 2000, y el '99 lo encuentro al cabo de 10 minutos muy interesante. El CM del 2000 no es tan especiado como el '99, más láctico, y está claramente más evolucionado que el anterior. Lleva algo más de Cariñena este año. Nos cuenta RB que el año 2000 es el de la muerte del pripietario de CM, y que se encontraron numerosas cajas de vino en la vivienda de Luc Van Isegem, con lo que las condiciones de guarda de esta añada han dejado mucho que desear, encontrándonos pues con un vino bastante castigado.

El CM 2001 lleva ya un 70% de Cariñena. Vino muy expresivo y voluptuoso, potente. Puede decirse que 8 años después está empezando a despertar. El 2002 y el 2003 fueron años complejos en el Priorat. El CM 2002 es un vino más nórdico (por decirlo de alguna manera). Es un vino de buena guarda y siempre agradable. Parece mejorar con el tiempo. Es un vino franco, sin aristas, e insisto, muy agradable. El CM 2003 se carateriza por cierta falta de "punch", de fuerza, de energía. A pesar de que siempre decimos que el 2003 fue una añada muy cálida, se trata de una climatología normal en el Priorat. RB toma el ejemplo del CM 2003 como paradigma de la expresión total de la tierra y su clima (como también lo hacen de forma telegráfica el resto de CM). De alguna manera el viticultor se la juega cada año. RB defiende como nadie el terroir, en contraposición al vino de autor. No se considera un enólogo, sino un viticultor, un "vinyater" que cuida sus cepas. A partir del 2003 el CM se cría en un 40% en barricas nuevas (recordemos que antes era el 100%). El objetivo es suavizar los taninos. El CM 2003, con una climatología tan dura, es la expresión exagerada de Clos Manyetes.

Si bien el Clos Mogador requiere decantación para poder expresarse, el Clos Manyetes necesita espera en copa (y no decantación).

CM 2004 se encuentra bastante cerrado en estos momentos. En boca es impresionante, muy generoso, muy fresco y opulente a la vez. El CM del 2005 tiene una elevada acidez, mucha estructura, y se antoja como un vino de gran guarda. En nariz es apoteósico!.

CM 2006 y 2007 están todavía muy marcados por una fruta muy franca, frambuesa.

En difinitiva, y retomando palabras de RB, el Priorat es una zona de vinos que se cierran en un momento de su vida para despertarse más adelante y hacerse muy grandes.

Memorable viaje el realizado con RB y sus vinos. Personalmente me quedo con el CM 1999 (en un momento óptimo de consumo ahora). La nariz del CM 2005 enamora en todos los sentidos, y es un vino con mucha vida por delante. El CM del 2004 posee una boca impactante, llena!. Y el CM 2001 seguramente llegará a ser un vino memorable, el cual está apenas empezando a expresarse.

dimarts, 30 de juny de 2009

Imatges de principis d'estiu

Recordo quan fa 3 anys, tornant del Cadaqués amb els meus fills, la meva neboda Maria i unes amigues seves, vàrem topar-nos amb un nombrós grup de dofins. Va ser a l'alçada de Port de la Selva. La meva filla gran, la Laura, volia banyar-se amb els dofins, però per precaució li vaig dir que no ho fes, doncs de vegades hi ha tintoreres per sota dels dofins.

video
Dofins a prop del Cap de Creus. 27.06.2009

L'any passat, arribant a les Illes Medes, la Sílvia i jo vàrem divisar de lluny un dofí. I aquest darrer dissabte, a l'alçada de les abandonades instalacions del Club Mediterrané, novament amb la Sílvia (ella va véure el primer dofí fent un salt amb el cos totalment a fora de l'aigua!) ens hem tornat a trobar amb aquests magnífics prínceps de la mar!. Quin gaudi!!, quina meravella!!. La Sílvia i jo ens vàrem emocionar de valent!!. Anàven nedant ben propers al casc de l'embarcació, travessant la quilla per la proa. Sens dubte és la imatge (sortosament els vàrem poder grabar en aquest vídeo de sobre) d'aquest començament d'estiu.

Són imatges, com aquestes dues que us deixo, que marquen un començament d'estiu fantàstic!!. Un autèntic regal per a tots!!.

L'estiu ha arribat amb força!!. I amb una mica de sort tornarem a disfrutar amb els dofins!!. Si mai teniu la sort de trobar-vos amb ells anant en una embarcació, aturéu els motors i gaudiu de l'experiència una bona estona!..i quan s'allunyin ja podréu seguir la navegació!!.