dimecres, 23 de setembre de 2009

Menorca - Verano 2009

Pues sí!, este año hemos querido descubrir esta preciosa isla de las Baleares. Sentía mucha curiosidad, pues nunca antes había estado en Menorca. Todos los comentarios que había oído eran parabienes sobre Menorca. El resultado ha sido muy satisfactorio!.

El año 1992 realicé la travesía Barcelona (desde el Marítim) hasta el Port de la Savina (Formentera) en un Brisa 40 del amic Ricard. Un precioso velero de crucero, no muy rápido pero extremadamente confortable y seguro. Fue una travesía de 165 millas náuticas..unas 28 horas. Las sensaciones navegando de noche son únicas!.El año pasado, ya con la Xixa, una preciosa lancha de 34 pies, bajamos de Colera hasta Calafat con los niños para pasar unos días con Sílvia y sus hijas. 160 millas de tirón con fondeo delante de Arenys de Mar para comer y refrescarnos. Una vez instalados en Calafat, aprovechamos para acercarnos al precioso y acogedor puerto de l'Ametlla de Mar para pasear por el pueblo, y otro día nos adentramos por la zona del Fangar..siguiendo a un catamarán que nos guiaba!, evitando así las zonas de poco calado tan frecuentes en el Delta.

Pero una cosa es navegar viendo la costa, aunque sean 160 millas, y otra muy distinta es estar casi 3 horas sin ver más que mar..algunos delfines y bonitos, y barcos a lo lejos. Una gozada!!. Me "pierdo" sintiendo el viento y el sol, alucino en la mar, me fascina navegar!. Y a pesar de ser ahora un tractorista (así nos llaman a los que tenemos embarcaciones a motor), me siento sobretodo un amante de la mar!. Creo que todos, seamos tractoristas o traperos (los que van a vela) tenemos amplio cobijo en los mares..incluidos algunos mosquitos (motos de agua), siempre y cuando seamos respetuosos con el medio y los demás navegantes.

Veamos que nos deparó Menorca 2009!!:

Largamos amarras (y embarcamos las de popa!) del Club Náutico de Colera el lunes 17 de agosto a las 6:40 am. Si bien la hora prevista de salida eran las 7h, apresurados por la excitación de la travesía, y toda vez que habíamos preparado con mucha antelación y rigor el viaje, nos encontramos todos listos antes de lo esperado. La hora ideal para este tipo de travesías a motor es temprano, muy temprano, pues generalmente la mar está más calmada.

Condiciones metereológicas iniciales: ligerísima mar de fondo (ola muy larga) sin viento significativo. Era maravilloso empezar la navegación con la ténue claridad del alba..resulta espectacular ver cambiar las tonalidades del horizonte, el olor a mar, el frescor en la cara,..es una pasada!. Al cruzar el Cap de Creus (con una salida de sol limpia) nos encontramos con lo previsto: viento de través del suroeste, fuerza 2, mar rizada, y así durante toda la travesía. Algún momento de fuerza 3, siempre del suroeste, con alguna pequeña zona de marejadilla. Estas condiciones nos permiten realizar una media de casi 30 nudos durante todo el trayecto, incluyendo alguna reducción de velocidad a 12 nudos para poder ir al WC (mira que le tengo dicho a la tripulación que salgan "faneados" de casa para estas ocasiones!!).

Excelente visibilidad que nos permite no perder la costa hasta las 8 am (lo último que vimos fue la costa cercana a l'Estartit). Rumbo GPS 163º constante. Nuestro destino..Addaia!, un precioso puerto en la costa noreste de Menorca. Es uno de los puertos más protegidos de Menorca, con servicios muy correctos (ducha, agua, electricidad, bar,..pero no gasolinera propiamente del puerto..aunque un servicio terrestre ajeno al puerto permite el repostaje). Los pescadores iniciales van perdiéndose por popa. Al rato de perder de vista la costa unos delfines nos saludan por estribor. Parecen despedirnos y desearnos buena travesía. Perdemos cobertura telefónica a unas 40 millas del Cap de Creus, aunque estábamos a una menor distancia de tierra.

El flap (los flaps son estabilizadores situados en los laterales de la popa del barco) de estribor no funcionó durante la ida, pero conseguimos no escorar corrigiendo de vez en cuando con el flap de babor. Eso sí, se producen ligeros vaivenes que me obligan a corregir constantemente. Fue el único pequeño inconveniente durante la navegación. Al llegar a Addaia (nuestro puerto base en Menorca), llamé al distribuidor y al día siguiente tenía las piezas necesarias para reparar el asunto de los flaps. La consecuencia de esta pequeña avería (que no condiciona la seguridad) es un mayor consumo de combustible (al margen de los ligerísimos balanceos antes comentados). Para el que no esté acostumbrado a no ver tierra desde la mar, la sensación inicial puede resultar algo desconcertante, pero no de inseguridad. A mí me encanta estar en medio del mar!..mientras la cosa no se ponga fea!. Las 2 horas centrales de la travesía (desde las 8:30 hasta las 10:30) resultaron un poco tediosas, monótonas, para el resto de la tripulación. Resulta un buen entretenimiento escuchar mensajes por radio VHF, sobretodo los partes metereológicos (se oye perfectamente la estación de Palamós en mitad de la travesía), y sobretodo ver barcos en el horizonte. La pantalla del GPS también es un buen aliado para no aburrirse en última instancia. Mejor suerte encontró Sílvia, que se regaló con una buena siesta mañanera en la bañera de la Xixa!..una hora y media de relax!.

Avistamos algún velero durante la travesía, y un gran crucero - que pasamos por su popa sin tener que desviar nuestro rumbo - antes de avistar Menorca. A eso de las 10:45 empezamos a adivinar tierra. Lo primero que se vislumbra de Menorca es el Monte de Toro, la montaña más alta de Menorca, con casi 360 metros. Estamos a 35 millas náuticas de la costa (a unos 65 kilómetros para los que seáis de secano). Empezamos a escuchar las estaciones costeras de Menorca..avisos a barcos, respuestas, etc. Estamos llegando y a unas 20 millas del destino tenemos cobertura telefónica. Llamamos a la familia..la mar está como un plato!!.
A las 12 del mediodía entrábamos por la bocana de Addaia. Ya habíamos llamado por VHF al puerto, y en pocos minutos estábamos amarrados donde nos asignaron. Algo cansados pero muy felices nos dispusimos a desembarcar todo nuestro arsenal de maletas, cestos,..y botellas de vino (unas 45 botellas, algunas de ellas magnum, para poder elegir durante la semana en Menorca!!). No hay fotos del desembarque, pero os aseguro que parecía que íbamos a estar un mes entero (y eso que disponíamos de lavadora en el apartamento!). No paraban de salir maletas y bultos de la Xixa!. El apartamento lo teníamos en S'Arenal de'n Castell, a unos 5 kilómetros del Port d'Addaia. Después de instalarnos y hacer una improvisada y ligera comida en el apartamento, nos dirigimos en coche a Maó para comprar lo necesario para pasar la semana: comida, agua, etc.. Maó es la capital de Menorca. Su precioso y profundo puerto define el carácter de esta población. Las distancias de la isla por carretera son pequeñas. Apenas 45 kilómetros para recorrer sus extremos más distantes.

Una vez instalados y aprovisionados, planeamos nuestras excursiones marineras durante el resto de la semana. El parte era ideal, sobretodo en las fechas en que nos encontrábamos - más allá del 15 de agosto!. Aniticiclón brutal, ninguna baja de presión atmosférica, calor (y elevada humedad en Menorca, lo cual me sorprendió muchísimo!)..y muy muy buena mar!.

Sin entrar en demasiados detalles..me quedo sin dudarlo con la costa norte de Menorca!. Y de lo visto con Cala Pregonda!..idílica cala con playa de arena. Cala Morell es muy agradable y tranquila (no muy concurrida desde el mar). Acantilados secos y rocosos en la costa norte, con similitudes a la zona del Cap de Creus.
Un día nos pegamos el palizón de dar la vuelta entera a la isla (con varios baños incluidos en diferentes calas), y de esta manera descubrimos la costa sur. Entramos a Ciutadella por mar, curioso sin más, y quizás prefiero su visita desde tierra. Vale mucho la pena cenar en uno de los muchos restaurantes del puerto, cosa que hicimos la segunda noche.

La costa sur está mucho más masificada que la norte, y quizás por el hecho de que su acceso por tierra sea más fácil. Macarella, Macarelleta (donde fondeamos y nos dimos un buen baño hasta su playa), y Turqueta (quizás la más bonita de la zona) están abarrotadas de gente!. Y cuanta más densidad más sufre la calidad del agua y evidentemente aumentan los residuos. Hay que decir en todo caso que la transparencia de sus aguas es de admirar (en toda la costa de Menorca!), y en la costa sur la claridad del fondo de arena, y sus aguas de color turquesa y esmeralda representan un espectáculo de gran belleza!.

Mis tripulantes casi me exigieron algún día de descanso marino, a lo que accedí!, pues no se trataba de saturarles sin piedad durante toda la semana. De esta manera pudimos disfrutar de las fiestas locales (en nuestro caso las de Sant Climent, donde por fin probé la famosa pomada de Menorca) y su jaleo de caballos. Un típico espectáculo menorquín que realizan los caixers montados en sus caballos menorquines. Al son de pasodobles y jotas, los caixers levantan los caballos sobre su tren posterior (los caballos parecían estar - aparentemente - muy acostumbrados a ello) para deleite de la concurrencia (los más atrevidos se colocan literalmente debajo del caballo, sujetándolo, para manetener así el tren anterior el mayor tiempo posible en el aire). También visitamos la pintoresca Cova d'en Xoroi, hoy transformada en discoteca. Se trata de un conjunto de bonitas cuevas en lo alto de un acantilado que esconden una curiosa leyenda a lo Romeo y Julieta. Caro, muy turísitico, aunque pintoresco.

El domingo 23, el día antes de volver a Colera, y tras comprar las típicas y riquísimas ensaimadas en Maó, y por aquello de rematar la faena..nos deleitamos en Fornells con una Caldereta en el restaurante Sa Llagosta. Eso sí!, todo y ser 4 pedimos 3 raciones!, lo que nuestro bolsillo y estómago agradecieron!. Nos salió el festival por 300€, incuyendo una ración de mejillones, 2 botellas de agua, 2 botellas de vino blanco, y cafés. Hasta 3 platos de lujuriosa y copiosa caldereta me zampé!. Paseo obligado por Fornells, que se me antoja en verano un pueblo elitista de aburguesados barceloneses, a pesar de que en invierno debe quedar casi vacío y debe ser una gozada! (no por nada, pero me reconforta la tranquilidad!).

La vuelta a Colera la realizamos el lunes 24 de agosto. Parte metereológico favorable, con viento y mar totalmente de popa (sureste), con marejadilla durante casi todo el trayecto..menos la última hora y media!. A unas 30 millas del Cap de Creus vimos saltar una manada de preciosos delfines y algunos bonitos!. A partir de ahí la ola empezó a formarse un poco..cada vez más!, y siempre con viento de popa, xaloc en nuestro caso (hasta fuerza 5 el último tramo). De esta manera bajamos nuestra velocidad a unos 24 nudos (hasta ahí la media volvía a ser de 30 nudos) durante la última hora y media. Entre el cansancio de la travesía y la marejada que se había formado, teníamos ganas de llegar!. Antes de llegar a Colera, fondeamos un rato en Burró (ya en la costa de Colera). Cullons!!..qué buena (fresca!!) está el agua!!. La diferencia de tempertarura entre el agua de Menorca y el norte del Cap de Creus es notable (unos 6 ó 7 grados centígrados). Personalmente prefiero la del Cap de Creus..refresca y tonifica!, y de qué manera!.

Clara y Pau, 2 de mis 3 hijos, llegaron 10 minutos más tarde a Burró para saludarnos!. Me encantó verles de nuevo y darles un gran beso!. Qué bueno es volver a casa, después de haber pasado una maravillosa semana en Menorca!!.

Conclusiones: Menorca es preciosa, sobretodo su costa norte. Cala Pregonda es majestuosa, idílica!. La costa sur me defraudó..quizás por el exceso de gente y unas aguas un pelín sucias. La Xixa se comportó como una gran campeona!!..estoy muy orgulloso de esta embarcación!, ningún problema durante las aproximadamente 500 millas durante la semana (con la salvedad de la pieza de los flaps que no supuso mayor contratiempo que cambiarla). La tripulación, mi pareja Sílvia y otra pareja amiga..un 10!!. Qué paciencia nuevamente!!. Suerte de tener a una almiranta (Sílvia) a quien le encanta la mar, navegar, y pasar noches en calas!!.

¿Cap de Creus o Menorca?. Son zonas diferentes, aunque tienen ciertas similitudes. Menorca es mucho más extensa, aunque sólo sea su costa norte. Cap de Creus es mi "niña", una zona que conozco muy bien. Prefiero las aguas del Cap de Creus. Esperaba encontrar mayor tráfico de embarcaciones en Menorca. Y para los que no conozcáis la isla y penseís ir en tractor (embarcación a motor)..Addaia es muy buen puerto, y preguntando se puede conseguir combustible a buen precio (la gasolinera de Fornells es abusiva..20 céntimos por litro me cargaron sobre el precio normal de surtidor!!).

El verano próximo..más!!..y con mis 3 hijos y las 2 hijas de Sílvia!!.

Alguno os preguntaréis, y con razón, ¿y qué pasó con las 45 botellas que os llavásteis a Menorca?. "Cayeron" unas 25, de las cuales 2 se fueron por el fregadero por estar en mal estado. En el recuerdo está el Celler Batlle del 2000 de la última noche!!, un gran colofón a unas preciosas vacaciones!!.

PS.: Si os interesa la navegación, asumo que conoceréis el foro de la La Taberna del Puerto. Si no es así, echadle un vistazo..no tiene desperdicio!!. Contiene amplia y muy buena información, y sobretodo encuentras a buena gente dispuesta a ayudar.

Actualización 24 de septiembre 2009: podéis ver algunas fotos más aquí.

7 comentaris:

encantadisimo ha dit...

Coincido con tu impresión sobre la majestuosidad de Cala Pregonda, la mejor y más bella de las calas de la isla. Bonito reportaje;-).

Joan ha dit...

Gracias encantadisimo!. Pregonda fue la única cala que repetimos durante la estancia. Me encantó Menorca..si podemos el año próximo repetiremos!.
Salut!

Dasumo Tres ha dit...

Magnífico relato y bonitas fotos.
Parece ser que no coincidimos de milagro, porque yo hice un crucero parecido.
Un placer leerte

Oscar Gallifa ha dit...

Imperdonable, Joan, que un tiparraco como yo, fiel lector de tu bitácora, haya dejado pasar este post tan exageradamente preciso y babeante.
La cuestión es que ya tenía noticias del éxito de vuestra empresa estival, pero claro, leerlo de tus manos añade un extra muy gratificante.

¡Y como me alegro de que os fuese tan bien!

Una abraçada per a tu i la Silviae! :-)

OG

Joan ha dit...

Óscar!! jeje!!..es que hay tantas cosas por ver! :-) Y precioso el nombre de bitácora con el que amablemente señalas a este cuaderno de relatos personales. Pues es precisamente una especie de cuaderno de bitácora lo que he realizado con este último post. Ay..si tuviera más tiempo....!!.
Una abraçada,
Joan

Rocio ha dit...

Me gusta poder disfrutar de distintos destinos cuando me voy de vacaciones. Como he conseguido hospedaje en los apartamentos en costa del este estoy yendo mucho a esa ciudad pero también voy hacia otros lugares

Mirna Gonzalez ha dit...

Me parece genial tu blog, yo tengo un blog de viajes y me especializo en hospedaje, tal vez podamos compartir tips, saludos.

Hoteles en Culiacán